Globalia
Comillas
Foto: Marcela Lieblich / Pixabay.

Cantabria le da una vuelta al turismo

La comunidad quiere impulsar los viajes sostenibles, de experiencias y de congresos.

Desestacionalizar el turismo es uno de los grandes objetivos históricos en casi cualquier destino. Cantabria es uno de los que más lo necesita, a tenor de algunos datos presentados la pasada semana durante una jornada organizada por CEOE-CEPYME en Laredo para debatir ese asunto con la participación de más de 60 empresas de distintos sectores y comarcas.

Ángel Herrero, catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cantabria (UC), presentó una comparativa respecto a Galicia: el promedio de turistas por habitante en aquella comunidad es menor, pero la estacionalidad es menos acusada. Aunque avisa de que «no hay soluciones mágicas”, sí cree que es posible “gestionar para mejorar la situación actual» y recomienda a las empresas del sector que «sean proactivas, segmenten el público objetivo y analicen las características de la demanda que reciben».

La consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó, señaló que su departamento trabaja en diferentes líneas estratégicas para atraer más viajeros fuera de temporada e impulsar el turismo de escapada y de fin de semana. Entre ellas están el turismo sostenible y el de experiencias junto con el impulso del turismo de congresos, eventos y de negocios.

Diversidad cultural, paisajística y gastronómica

«Los destinos siguen siendo protagonistas, pero la tendencia es ganarse a los viajeros con productos experienciales y en eso Cantabria cuenta con una ventaja competitiva que nos viene dada por la diversidad cultural, paisajística y gastronómica, así como por nuestra seña de identidad como destino auténtico, cercano y sostenible», ha subrayado.

Lombó ha señalado que 2019 se ha cerrado con «buenas cifras» para el sector. Los alojamientos cántabros recibieron más de dos millones de turistas que generaron un total de 5.423.966 pernoctaciones.

Asimismo, ha señalado que el turismo rural fue otro de los grandes aliados en 2019 para alargar la temporada, con incrementos del nueve por ciento en junio; 34,8% en noviembre y 22,15% en diciembre.

Globalia.com