Globalia

Big Data y 5G, motores de cambio del turismo en 2020

La reciente edición de Fitur mostró de nuevo la relevancia de la tecnología para la evolución del sector.

Como ya es costumbre desde hace 38 años, Fitur, la Feria Internacional de Turismo celebrada en España considerada una de las más importantes a nivel mundial, abrió sus puertas el pasado mes de enero para su edición de 2020. Un sinfín de profesionales y empresas de todo el sector se dieron cita en el recinto ferial de IFEMA, en Madrid, para presentar las novedades que llegarán al mercado en los próximos meses.

Además de destinos de ensueño y experiencias únicas, el sector sigue volcándose en la innovación tecnológica para reformular la manera en que viajamos. La prueba evidente de ello es que ha sido la tecnología la que ha marcado la edición número cuarenta de la feria.

FiturTechY sigue ganando relevancia

Son muchos los escenarios fundamentales de Fitur, pero en los últimos años es el dedicado a la tecnología el que más adeptos gana. FiturTechY es el nombre que la organización reserva para que el sector muestre sus avances tecnológicos, cuya puesta en marcha corre a cargo de la dirección de la Feria y del Instituto tecnológico Hotelero (ITH).

Durante la edición de 2020, FiturTechY ha sido foro de debate sobre varias tendencias que se prevé cambien la forma de hacer las cosas en algunos ámbitos del sector turístico. Se ha analizado la evolución de la tecnología desde dos grandes bloques: negocio y sostenibilidad.

En cuanto a las posibilidades de mejora del negocio se ligan al desarrollo de la tecnología 5G, capaz de personalizar al máximo la experiencia del cliente, y de la Inteligencia Artificial. Esta última permite abrir el debate y la comparación humano-robot para la puesta en marcha de diferentes tareas rutinarias. Su uso como consultor y facilitador de reservas a través de asistentes de voz también ha sido analizado.

Y en el lado de tecnología y sostenibilidad, dos grandes conclusiones. Uno: el big data es según los expertos la herramienta capaz de mejorar de forma notable los diversos procesos relativos a la reducción de la huella ambiental de las organizaciones. Y a colación de la primera, la segunda: reducir la contaminación no es una opción, es una obligación para las empresas turísticas. El usuario está cada vez más concienciado con la necesidad de mejorar la calidad de vida en el planeta y quiere servirse de tecnología para no perjudicar al medio ambiente. Tal y como muestra una de las mesas protagonistas del espacio FiturTechY, que bajo el título “¿Vergüenza a volar?” analizó uno de los grandes temas que han estado de actualidad de los últimos meses. Una charla que contó con la presencia del director corporativo de Relaciones Institucionales de Globalia, Manuel Panadero.

Además, se entregaron los premios encargados de juzgar las mejores soluciones tecnológicas del sector turístico, los conocidos como AMT Smart Destination Awards, en sus diferentes categorías: Accesibilidad, Gobernanza y gestión pública, Interacción con el turista y ciudadano, Promoción y marketing del destino y Sostenibilidad medioambiental. 

Sergio F. Núñez