Globalia

Los pueblos más famosos de las series españolas… ¡no existen!

Desde Sagrillas hasta Puente Viejo pasando por la Comarca Oeste, todas estas localizaciones de nuestra tele son fruto de la imaginación de los guionistas. Os presentamos los pueblos ficticios más famosos.

Aunque algunas series se han encargado de poner en el mapa pequeñas localidades españolas, como ha hecho ‘Paquita Salas’ con Navarrete o en su día hizo ‘Verano azul’ con Nerja, muchas han preferido crear pueblos ficticios. Y lo han hecho de dos maneras: tomando prestados escenarios reales de otros lugares o, directamente, construyendo platós.

Y no solo pueblos. En nuestro país sabemos falsear barrios como los de Esperanza Sur en ‘Aída’ o Santa Justa en ‘Los Serrano’. Más recientemente, la serie ‘Élite’ ha renombrado el Campus de la Universidad Europea de Villaviciosa de Odón como Instituto Las Encinas, que sirve de epicentro del drama adolescente de más éxito de Netflix.

Si te llevaste un chasco cuando te enteraste de que Moordale, la idílica localidad de ‘Sex Education’ no existe, deja de leer, porque ahora vamos a destriparte los principales pueblos ficticios de las series españolas.

‘El secreto de Puente Viejo’

Puente Viejo, el pueblo que Antena 3 nos ha mostrado durante más de 2.000 capítulos y que cerrará para siempre en junio de este año, es en realidad una mezcla de Leganés, el Escorial y Torremocha del Jarama, en Madrid. Nada de pueblecito en el norte del España. Nada de familia Montenegro manejando los tejemanejes de la localidad. Ese debe ser el secreto, que Puente Viejo es de mentirijillas.

‘Cuéntame cómo pasó’

¿Que la familia Alcántara es natural de Sagrillas, provincia de Albacete? Nada más lejos de la realidad. Sagrillas es en realidad Arahuetes, una aldea segoviana de 30 habitantes. La casa del pueblo de Herminia es en realidad una vivienda que está en la misma Plaza Mayor del pueblo.

‘La que se avecina’

En esta serie, el personaje de Amador (Pablo Chiapella) es natural de Villazarcillo, en Albacete, un pueblo ficticio cuyos escenarios en realidad son los de Carranque, pequeña localidad situada entre Toledo y Madrid. Y como todo en esta serie está llevado hasta la parodia extrema, también lo están sus (escasos) habitantes: paletos, gritones…

‘El Pueblo’

Los hermanos Caballero han vuelto a recurrir a eso de inventarse lugares para su última serie. En esta ocasión, el municipio de Peñafría es en realidad la localidad de Valdelavilla, en Soria. Durante los cuatro meses que duró el rodaje, equipo técnico y artístico se trasladaron hasta allí. Valdelavilla, que en 2020 no tiene ningún habitante censado, es tan pequeño que algunos actores tuvieron que alojarse en casas rurales y hoteles de alrededor.

‘El Pueblo’. Foto: Filmaffinity

‘Doctor Mateo’

La serie que nos mostraba la Asturias más soleada ‘disfrazó’ Lastres de San Martín del Sella. La fama de la localidad (la real, no la inventada) subió como la espuma. Tanto, que incluso crearon para los turistas la Ruta del Doctor Mateo, con las localizaciones de la serie.

‘La Caza. Monteperdido’

Megan Montaner, la protagonista de este thriller, es toda una experta en rodar en pueblos ficticios, ya que también se dio un paseo por Puente Viejo durante los dos primeros años de la serie. En esta ocasión se traslada a Monteperdido para investigar la desaparición de dos niñas, comarca que realmente se llama Ribagorza. Lo único que ficción y realidad tienen en común es que ambas están situadas en el Pirineo Aragonés.

‘Vivir sin permiso’

En pleno boom de las narcoseries, Telecinco apostó por esta ficción protagonizada por José Coronado y Álex González situada en la ficticia Comarca Oeste gallega y realmente rodada en Vilagarcía de de Arousa, illa de Arousa y O Salnés, además de en Moraña (Pontevedra). La residencia familiar de Nemo Bandeira, el narcotraficante al que diagnostican Alzheimer existe, y es el pazo de A Toxeiriña.

María Alba