Globalia
Mujeres montando a caballo. Imagen de Just killing time en Pixabay
Imagen de Just killing time en Pixabay

Mujeres emprendedoras, motor de cambio en el mundo rural

Una competición de la Organización Mundial de Turismo busca startups de turismo rural en España, preferentemente lanzados por mujeres emprendedoras.

El entorno rural es uno de los grandes desafíos de la sociedad actual. En un contexto de hiperpoblación de las ciudades, que haya iniciativas que mantengan y dinamicen la población de los pueblos es esencial. El turismo rural puede hacer una gran labor en este apartado, y un concurso de la Organización Mundial del Turismo (OMT) pretende encontrar iniciativas en España en este ámbito.

La competición está dirigida a startups españolas de turismo rural, preferentemente lideradas por mujeres emprendedoras, que gestionen destinos, planteen su oferta pensando en el desarrollo sostenible y cuiden la experiencia del usuario.

Según la OMT, el turismo rural movió en España a 4,2 millones de visitantes durante el año 2018, la mayoría nacionales (78 %) y tiene un “alto impacto en las comunidades locales”; ya que generó 11,4 millones de pernoctaciones en casas rurales, motivadas por el ocio al aire libre, la visita a entornos naturales y la riqueza gastronómica.

Entre las características que se pretenden encontrar en estas compañías están, su carácter disruptivo, que encuentren nuevos conceptos hasta ahora no utilizados en el turismo rural. También es necesario que tengan un modelo de negocio ágil y escalable, hayan testado la idea con un producto mínimo viable (MVP) en un mercado real, y que integren la sostenibilidad en el modelo de negocio.

El concurso está abierto tanto a ‘startups’ en fases tempranas de su desarrollo, como a iniciativas con y sin ánimo de lucro, personas físicas y jurídicas, proyectos que tengan potencial de ser escalables, así como valorarán especialmente que haya mujeres emprendedoras a los mandos de la iniciativa.

Impulsar el crecimiento más allá de las ciudades

El objetivo es “impulsar el crecimiento y el desarrollo” mirando “fuera de las ciudades”, según el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili. “Globalmente, la pobreza es asombrosamente rural”, ha admitido el ejecutivo, que considera que el turismo puede ofrecer a estas comunidades “variados beneficios” para su desarrollo.

En la iniciativa colabora la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur), una organización que pretende alcanzar la igualdad y el progreso de las mujeres que viven y trabajan en el mundo rural. “2020 puede ser recordado como el año en el que la población toma conciencia de que el turismo puede ser motor de cambio para el desarrollo rural”, ha asegurado la presidenta de esta asociación, Teresa López.

https://twitter.com/fademur/status/1237006394286575619

Convocatoria abierta hasta el 1 de mayo

El concurso tiene dos categorías: las startups de nuevas tecnologías en el ámbito del turismo para el desarrollo rural y la de iniciativas de impacto social en áreas rurales, que contribuyan a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de Naciones Unidas.

La competición se lanzó el pasado 20 de febrero, y aceptará candidaturas a través de su web hasta el día 1 de mayo de 2020. Un mes después, el 1 de julio, se darán a conocer los cinco finalistas, que serán presentados a través de una plataforma digital. Por último, el 27 de septiembre, Día Mundial del Turismo, se conocerán los ganadores.

Miguel Ángel Moreno