Globalia
Aeropuerto de Palma de Mallorca.
Foto: Aena.

El aeropuerto de Palma mira por el equilibrio

Aena facilitará la llegada del tranvía, entre otras acciones enfocadas a la sostenibilidad.

Aena facilitará la llegada del tranvía de la Bahía de Palma al Aeropuerto de Son Sant Joan. Según ha informado este martes, en los próximos meses se van a mantener reuniones de coordinación para hacerlo posible. Se trata de una iniciativa más enfocada a la sostenibilidad en el aeródromo mallorquín.

El gestor aeroportuario reivindica que «la necesidad de hacer compatible» el desarrollo del transporte aéreo con la conservación del entorno «precisa un modelo de actuación basado en el equilibrio entre los factores económicos, sociales y ambientales, que permitan «alcanzar un modelo sostenible de desarrollo». 

La compañía explica que a corto plazo está previsto realizar en Palma una serie de actuaciones de sostenibilidad energética, centradas en la eficiencia energética y energías renovables. Entre estas, destacan la instalación de una planta fotovoltaica de 20 MW, lo que supondrá la generación de un 40% de energía renovable en autoconsumo para los aeropuertos de la isla. Esto, aseguran es el equivalente al consumo de unos 9.000 hogares durante todo un año y evita la emisión de 7.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Además, implantarán sistemas de iluminación en diferentes zonas del Edificio Terminal y del aeropuerto en su mayoría tipo led. Esta actuación está previsto que finalice en junio de este año.

Por otra parte, ya se ha procedido a la instalación de 20 puntos de recarga para vehículos eléctricos o híbridos enchufables en los aparcamientos del aeropuerto para pasajeros, empleados, taxis y VTC, que entrará en funcionamiento en los próximos meses.

Esto complementará las actuaciones ya implantadas como el sistema de gestion operativa A-CDM, que consigue en optimizar la logistica de la aeronave en tierra y de los vehiculos que la asisten; la participación en el programa Airport Carbon Accreditation de ACI Europe. En la actualidad tiene el nivel 2, lo que supone «la reducción» de las emisiones de CO2 producidas por la actividad del aeropuerto y que se acredita a través de la verificación de su huella de carbono y su Plan de Gestión del Carbono.

Proyecto de impacto ambiental

Aena lleva a cabo la evaluación de impacto ambiental de sus proyectos de infraestructuras aeroportuarias, y coordina y elabora la documentación necesaria en la que se determinan las medidas que deben establecerse para la protección del medio ambiente durante todas las fases del proyecto y explotación.

De esta manera, explican que en línea con la Estrategia de Cambio Climático de Aena, la empresa está «comprometida con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero», impulsando «la eficiencia energética y la utilización progresiva de energías renovables».

En este sentido, han destacado la compra del 100% de electricidad con origen renovable que ya está en marcha.

Globalia.com