Globalia
Zapatos Callaghan
Foto: Zapatos Callaghan.

Arnedo, ejemplo de empresas solidarias

Un grupo de compañías de la localidad riojana se vuelca en producir materiales de protección contra el coronavirus.

Con motivo de la actual crisis sanitaria por el brote de COVID-19, muchas empresas españolas han emprendido acciones solidarias para ayudar a la ciudadanía. Es el caso de Zapatos Callaghan, que ha paralizado parte de su producción para fabricar cada día 1.200 mascarillas.

Aunque su funcionalidad es básica y no son aptas para uso hospitalario, la compañía con sede en Arnedo (La Rioja) está donando el material a la Consejería de Sanidad regional para que las distribuya en centros de salud. «Es mejor tener esto que no tener nada», ha explicado Basilio García, uno de los accionistas.

A la iniciativa se han sumado otras empresas de la localidad, que también de forma desinteresada se han puesto a confeccionar y donar batas para su uso hospitalario. Más de cien voluntarios colaboraron en la producción de mil batas de polipropileno hidrófugas reutilizables. La red de empresas de Arnedo colabora en la actualidad en prototipos para producir gorros, patucos, calzas, calzas altas y capuchones de uso quirúrgico. Del mismo modo, se está trabajando en la búsqueda de tejidos para fabricar mascarillas de uso sanitario que ofrezcan todas las garantías.

Zapatos Callaghan señala que están coordinados con la Consejería de Salud de La Rioja, de manera que lo que se produce, -«tanto batas del resto de empresas de Arnedo como las mascarillas»-, se entrega al gobierno autónomo.

Globalia.com